Pensemos la alimentación: hablemos de identidades y significados.

La comida tiene que servir para alimentarnos pero también para pensarnos. Esta idea ha vertebrado las dos últimas charlas que hemos hecho en el Centre Cívic El Sortidor (Poble-sec, Barcelona) y en el Centre Cívic Sant Jordi-Ribera Baixa (El Prat de Llobregat), los dos con una programación cultural especializada en cultura alimentaria y gastronomía. 

El pasado mes de octubre, en el CC El Sortidor, con la charla «Semillas de identidad«, hablamos sobre la importancia de la existencia de huertas en las ciudades no solo como espacios de producción diversificada de alimentos sino también como espacios de encuentro de personas y de identidades diversas. Si nos acercamos, las huertas urbanas nos enseñan la necesidad de fomentarlas y protegerlas como espacios de conservación y reproducción de variedades de semillas locales, amenazadas de desaparición desde hace unas décadas. Pero también nos enseñan la importancia social, cultural, emocional y relacional de generar espacios para el autoconsumo y para encontrarnos y reconocernos. En las huertas de nuestras ciudades se cultivan e intercambian semillas, alimentos y recetas con origen en muchos rincones del mundo.

Estos intercambios -una constante a lo largo de la historia- no representan solo una circulación libre de recursos sino también de los conocimientos, usos y valores a los que van asociados, generando respeto por la (bio)diversidad. En este sentido, y en una sociedad donde los alimentos parecen ser un bien individual, las huertas urbanas contribuyen a la conservación de la biodiversidad, nos invitan a pensar las semillas y los alimentos como un bien común, a la reproducción y expresión de las identidades a través de los alimentos, y a la valorización del imprescindible papel que hacen las personas -en la mayoría de casos mujeres- que cuidan, seleccionan y conservan las semillas.

Con motivo del Día Internacional de la Alimentación (16 de octubre) generamos este espacio para reflexionar sobre la urgencia de garantizar el derecho a una alimentación suficiente, segura, saludable, sostenible, adecuada al territorio y que respete el bienestar común, los derechos culturales y las identidades de todas las personas, lo que solo se puede conseguir priorizando procesos de transición agroecológica que nos permitan caminar hacia la soberanía alimentaria. 

Este mes de enero hemos estado en el CC Sant Jordi – Ribera Baixa hablando de «Chocos, calamares y… Antropología«, y la relación que pueden tener estas tapas y nuestra disciplina. Estuvimos compartiendo algunas reflexiones y dando una mirada a la alimentación com algo social y culturalmente configurado, mientras preparábamos unas tapas buenísimas entre todas.

Más allá de ser una necesidad fisiológica -y por tanto mas allá de la vertiente nutricional y gastronómica- vimos como lo que comemos tiene que ver con nuestra sociabilidad y participa de la configuración de nuestra identidad. Nos preguntamos sobre qué condiciona nuestras decisiones alimentarias: el sueldo, el ideal estético del cuerpo, la salud, las creencias religiosas, los momentos de fiesta, los valores éticos, la ideología, la compañía, el estrés laboral, y un sinfín de etcéteras que interactúan…, lo que hace que comamos de tan diversas maneras, a lo largo del tiempo y alrededor del mundo. Hay que tener en cuenta que la comida se utiliza también como distintivo social y diferenciador cultural entre personas y grupos sociales, a menudo contribuyendo a crear desigualdad. Todo esto nos puede hacer pensar de qué manera se configuran nuestras prácticas alimentarias y cómo podemos transformarlas para fomentar sociedades más justas, saludables e igualitarias: gafas de antropóloga, respeto por la (bio)diversidad, consumo de alimentos locales y ¡mucha cocina!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Si continues navegant per aquest lloc web, acceptes utilitzar les cookies. Més informació.

La configuració de les galetes d'aquesta web està definida com a "permet galetes" per poder oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració de galetes o bé cliques a "Acceptar" entendrem que hi estàs d'acord.

Tanca